DE VIEJO A CLÁSICO: PORQUE NO TODOS LOS COCHES SOMOS ELECTRODOMÉSTICOS

e30-m3

POR QUÉ ESTE BLOG

La gente escribe blogs en Internet, básicamente, porque no tienen otra cosa mejor que hacer. Da igual que sea sobre moda, ciclismo, colombofilia o magdalenas pijas (conocidas también como “cupcakes”). Yo no quiero ser menos, y mi intención es escribir algo coherente sobre lo único de lo que tengo cierta puñetera idea, es decir, los coches.

Por algún motivo lo único que me atrae realmente del mundo del automóvil son los coches de los años ochenta y noventa (y algunos de los setenta, y unos poquitos de la primera década del siglo XXI. Pero vamos, son muy pocos). El por qué está más o menos claro. Para empezar estoy cerca de la crisis de los cuarenta, y creo firmemente, como le pasa a todo el mundo al que la cabellera le clarea, que la época en la que uno tenía 20 años “era cojonuda, mucho mejor que la de ahora y tal”. Continuemos porque los coches de esa época ya no eran las tartanas de antaño en las que viajar a Matalascañas era una proeza: por el contrario, ya tenían un nivel de tecnología, prestaciones, comodidad, seguridad, etc…bastante decente. Y finalicemos porque lo que el nuevo milenio trajo al mundo del automóvil fue una época en la que los fabricantes de coche, en general, iniciaron una tendencia hacia el “coche-basura”, el coche de usar y tirar al que cualquier avería de cierta gravedad condena al desguace porque “no merece la pena repararlo“: electrónica pésima, materiales de gran “calidad percibida” que se vuelven chiclosos tras ocho años al sol, motores de tecnología tan compleja en lo que todo se encuentra cogido con alfileres que apenas funciona como el fabricante dio a entender durante unos pocos años… yo me atrevo a decir que a finales de los años noventa se acabaron, con contadas excepciones, los coches diseñados y hechos para durar algo más que el plazo de devolución del préstamo de la compra.

Así, en este blog escribiré acerca de los coches de esos años, coches que yo denomino cariñosamente “viejos” o “putos cacharros”, que están en esa etapa-purgatorio en el que pasan de “coche viejo” a “coche clásico”. Evidentemente no voy a presentar aquí las excelencias del Ford Fiesta 1.1 Pachá del ´92, hablaré de coches que entonces presentaban cierto interés y veré si lo siguen manteniendo. El purgatorio es oscuro, frío y húmedo, y no todos lo soportan…pero los que salgan de allí victoriosos serán clásicos. Para mí, claro.

QUÉ ES UN “FUTURO CLÁSICO” (O MEJOR DICHO, QUÉ ENTIENDO YO POR ” FUTURO CLÁSICO”)

Esto es ya algo muy subjetivo, pero al final casi todo el mundo reconoce un coche clásico cuando lo ve. También es verdad que hay gente que piensa que un Talbot Solara es un “clásico” (bueno, si es el Solara Escorial…) pero como diría mi tía, hay gente pa tó.

Desde mi punto de vista, un coche “viejo” aspirante a “clásico” debe cumplir ciertos requisitos. A cada coche del que escriba en este blog le asignaré una puntuación del 0 al 10, que determinará su nivel de “futuro clásico”:

ATRACTIVO. Era un coche deseable cuando nuevo, tuvo éxito de crítica en la prensa del motor, y contaba con un seguimiento de los aficionados.

EXCLUSIVIDAD. Tiene cierto glamour. Quizás sea por la marca, o porque la versión de competición ganó algo, u obra de un diseñador famoso. Aquí también entra el concepto de la exclusividad. Sí, ya se que ese Solara Escorial es bastante “exclusivo”.

CODICIADO. Independientemente de que se vendiera mucho o no, es un coche buscado hoy día. A veces un coche determinado tuvo una carrera comercial estupenda pero pocas unidades decentes han sobrevivido, y esas unidades llaman la atención de los aficionados.

COMPETENTE. Destacó por algo en particular cuando era nuevo. Prestaciones, estética, comportamiento, etc… que le hicieron, si no el líder de su categoría, al menos uno de los mejores coches del segmento. Desde luego esas virtudes tienen que ser algunas que atraigan a los aficionados al motor, no vale simplemente que destacara porque los intervalos de revisión fueran muy largos y las flotas de empresa ahorraran mucho dinero.

DIVERSIÓN. Evidentemente, debe ser divertido de conducir. Un coche está diseñado para moverse, ¿qué tiene de bueno un coche precioso que luego “se cae” a pedazos en cuanto coge la primera curva a una velocidad alegre?

VALOR. Por último, en un sentido más materialista, es un coche que ya ha pasado por su momento de mayor depreciación y cuyo valor irá aumentando poco a poco.

Por supuesto, todo esto está basado en opiniones personales. No tienen por qué coincidir con las de los demás, al fin y al cabo esto es un “blog” de esos. Antes dije que yo tenía cierta idea sobre coches, ¿verdad? pues puede que no.

alfa_romeo_gtv6_by_rainbow_giraffe-d374yhi

Anuncios

8 pensamientos en “DE VIEJO A CLÁSICO: PORQUE NO TODOS LOS COCHES SOMOS ELECTRODOMÉSTICOS

  1. Angel

    Bien, Rafa, bien!
    Dejando la cosas claras y con un bonito comienzo.
    Por cierto, si saber de coches significa haber leído sobre ellos más que programas lleva presentado el bueno de Jordi Hurtado …¡sabes un huevo de coches!!

    ¿Hay que registrarse o algo así para enterarse de los nuevos artículos?

    ¡Felicidades, blogero!

    Me gusta

    Responder
  2. b234r Autor de la entrada

    Gracias, Angel.
    La verdad es que le quiero dar un toque más bien irreverente al tema, es más distraído de escribir y leer. De todas formas siempre se puede aprender un huevo de cosas cada día.

    Me gusta

    Responder
    1. angelbengoechea

      Correspondiendo a ese cariz ‘irreverente’, sin llegar a los límites forococheros, me he permitido utilizar el término “huevo”. Jajaja!

      Me gusta

      Responder
  3. MF

    Auguro un prometedor y entretenido futuro a esta página. Su autor está sobradamente preparado y documentado para hacernos disfrutar a los que nos gustan los coches.

    Aguardo expectante nuevas entradas.

    Suerte Rafael.

    MF

    Me gusta

    Responder
  4. Efra

    Estimado bloggero,

    Siento que no puedo más que felicitarte por tu buen gusto y correcta redacción. Conocí este rincón de mera casualidad buscando información esquemas de mi Alfa 164, y cosas de San Google, que me condujo hasta este lugar. La sorpresa ha sido el ver que tengo en mi haber más de uno de esos futuros clásicos de los que escribes… Y que a pesar de que me intuyo algo más joven (Cosecha del 84…), nuestros gustos y pensamientos parecen bastante afines en lo que a las 4 ruedas respecta. Simplemente deseo animarte a que sigas con esta tu iniciativa, y ofrecerte, si surge la ocasión, el compartir experiencias de nuestros queridos “Youngtimers”.

    Un saludo!

    Me gusta

    Responder
  5. b234r Autor de la entrada

    Hola de nuevo Efra.

    Bueno, lo del buen gusto es porque no me conoces, y la redacción quiero mejorarla. Respecto a los coches elegidos, supongo que somos minoría en un país en el que la cultura automovilística, y sobre todo en el sur (de donde soy), da pena. Aquí, todo lo que no sea coche nuevo es un cacharro, y si te da por mantener un coche de hace 20 años, eres un total incomprendido. Pero intentar abrir los ojos a la gente es una tarea casi inútil, así que mejor nos cuidamos “los que sabemos de ésto”.

    Un saludo.

    Le gusta a 1 persona

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s