ALFA 164

Alfa-Romeo-Argentina1

¿EL ULTIMO ALFA DE VERDAD?

 ¿El Alfa 164, un futuro clásico? Pero si no es un Alfa de verdad, tiene tracción delantera y es un coche que nadie aprecia… bueno, puede que a más de uno se le pase por la cabeza estas palabras, pero la cuestión es que el 164 es un coche que me chifla y al fin y al cabo este blog lo escribo yo, así que si yo digo que es digno de salir aquí, lo es. Ja.

El pobre Alfa es una berlina de tamaño medio grande que salió al mercado allá por 1987 y se mantuvo en fabricación diez años, dejando el mercado antes de que su sucesor, el 166, apareciera a finales de 1998. Si tenemos que ser sinceros las circunstancias en las que el coche fue concebido dificilmente podían ser peores: la marca estaba inmersa en su particular travesía del desierto, una etapa en la que estando medio nacionalizada (con una participación estatal del IRI), los recursos económicos para el desarrollo de nuevos coches eran de chiste; y por otro lado, la trayectoria de Alfa Romeo como fabricante de berlinas de lujo era penosa, si nos acordamos de las tristes berlinas Alfa 6 y Alfa 90, ambos engendros creados sobre la plataforma del Alfetta.

Alfa-Romeo-Alfa-6-1979–1983-2

El predecesor del 164, el Alfa 6, con sus seis carburadores. Bonito, ¿eh?

Por el lado de “el taco”, la falta de este elemental recurso era lógica teniendo en cuenta la crisis de ventas del fabricante, en unos años, los ochenta, en los que dejó de ser la marca de coches medios de carácter deportivo por excelencia (testigo que más o menos recogió BMW). Cuando el fabricante milanés quiso quitarse de en medio el Alfa 6 y diseñar una nueva berlina grande, sabía que el coste de desarrollo sería inabordable. Solo había que ver que la gama existente en esos años estaba basada en modelos de la década anterior: el 33 y Alfasprint, en el Alfasud de 1971; y el 75, 90 y GTV, en el Alfetta de 1972. Menos mal que el Alfasud y el Alfetta eran buenas bases. Así que estaba claro que el nuevo coche tendría que diseñarse compartiendo costes con otro fabricante, y ahí salió la oportunidad de encajarse en el proyecto Tipo 4, junto con Saab, Fiat y Lancia, del que nació el 164. Lo malo es que la plataforma creada en ese proyecto condenaba al 164 a tener tracción delantera, lo que lastraba la imagen del coche entre los Alfistas, que lo consideraron un sacrilegio y marcaban como “no es un Alfa de verdad”.

 En cuanto a los antecesores, el Alfa 6 y el 90, eran coches nacidos de la forma más cutre de laque se puede hacer un coche grande: cogiendo otro menor (ese Alfetta) y estirándolo. No era difícil mejorar la mediocre estética de estas dos maravillas del diseño, seguro que mi sobrina hubiera podido dibujar algún boceto decente, pero Pininfarina hizo un espléndido trabajo en el 164, creando un sedán de diseño imponente, limpio, sin adornos innecesarios, y muy bello. Se ve que al diseñador le gustó el resultado porque al año siguiente el mismo diseño pero encogido parió el Peugeot 405, y en 1990, el Peugeot 605. Por otra parte Alfa Romeo aprovechó lo mejor de esos 6 y 90, es decir, los motores. El cuatro cilindros biárbol era muy bueno pero el V6 diseñado por Giussepe Busso y que debutó en el 6 (de ahí el nombre…qué ingeniosos estos italianos) era magnífico, un motor que ha tenido una larga vida comercial desde 1979 hasta bien entrado el siglo XXI y que se considera mítico. Lástima que las reglamentaciones anticontaminación Euro-no-sé-qué se lo cargaran y fue sucedido por un anodino V6 de GM. Gracias, Unión Europea.

alfa-romeo_164_1987_wallpapers_2 (Large)

Rápido: decidme una berlina grande a la que le siente el color rojo como al 164

Alfa Romeo nunca había sido un fabricante que destacara por su calidad, eran más bien las prestaciones, estética y buena relación precio-producto lo que atraía a la gente. Pero en los años setenta y ochenta los italianos alcanzaron su nádir particular, con controles de calidad pésimos, y no eran los coches más resistentes al óxido del mundo precisamente (el Alfasud era particularmente malo en ese aspecto). Una berlina de lujo no podía permitirse estar hecha a porrazos, y Alfa Romeo debió ponerse las pilas para que la terminación y fiabilidad del coche fuera al menos decentita. Se hartaron de hacer kilómetros con los prototipos y de asegurarse de mantener cierto nivel de calidad en la fabricación en la planta milanesa de Arese, y aunque el 164 no era un Mercedes precisamente en estos aspectos, estaba muy por encima de las chapuzas habituales de Alfa, teniendo en cuenta que el nuevo coche era bastante más complejo y avanzado. Con los años los niveles de calidad fueron aumentando y desde el principio la protección contra el óxido era muy aceptable, así que el cliente que compraba un 164 no estaba haciendo una barbaridad.

Alfa_Romeo_164_9_96b

El interior del 164 2ª serie, con su climatizador con teclas a lo Jean Michel Jarre. Una pesadilla ergonómica, pero bien chula

 El momento del lanzamiento estaba previsto para 1986, pero coincidió con la compra de la marca por parte de Fiat, que lo quiso retrasar unos meses hasta asegurarse que los coches salieran de la fábrica sin (muchos) defectos. Inicialmente la gama se componía del cuatro cilindros 2.0 “Twin Spark” (con dos bujías por cilindro) de 148 CV, un rendimiento muy alto para ser un simple cuatro cilindros de ocho válvulas y dos litros; el V6 3.0 de 192 CV, y un turbo diesel diseñado por VM Motori de cuatro cilindros, 2,5 litros y 117 CV. Para algunos mercados como el italiano también habría un cuatro cilindros turbo de 2 litros y 165 CV, un curioso engendrillo de origen Fiat que también montaba el contemporáneo Lancia Thema Turbo i.e. Los coches tuvieron una muy buena acogida por parte de la prensa y el público, siendo alabados por su preciosa línea, el rendimiento de los motores, amplitud, comodidad y los altos niveles de equipamiento. En cuanto al acabado de los coches, la prensa señalaba que si bien no estaba al nivel de los rivales alemanes (como siempre), al menos sí lo estaba al de los franchutes.

alfa-V6

Rápido (otra vez): decidme un motor más impresionante estéticamente que el V6 Alfa en posición transversal

El coche inicialmente fue un éxito de ventas; el alivio para el fabricante era considerable porque a finales de los años ochenta no es que se formasen tumultos de clientes en los concesionarios Alfa Romeo precisamente. En aquellos años yo, al ver el nuevo coche en las páginas de Motor 16, caí inmediatamente enamorado de él; lástima que el Banco de Bilbao, donde tenía yo entonces mi cartilla de ahorros, me negó el crédito necesario para comprar un 164 3.0, diciéndome que no iban a prestar cuatro millones de pesetas a un mocosete de 11 años.

Por otra parte los italianos necesitaban urgentemente algo nuevo que vender en el mercado norteamericano, donde el Milano (el nombre del 75 allí) tampoco era un superventas, el Spider estaba buscando la jubilación y el GTV se había dejado de fabricar. El 164 sería perfecto para levantar la marca allí, y en 1990 empezó a importarse, únicamente con el motor V6.

 Ese mismo año se presentó la primera versión deportiva del 164, el QV (Quadrifoglio Verde), con el motor un poco más afinado que daba 200 CV con catalizador, una terminación interior con asientos deportivos en piel, y amortiguación electrónica. Lástima que todo se “completó” con un horrendo conjunto de spoilers y faldones laterales, que casi (casi) arruinan el coche estéticamente. Al menos eso es lo que pensé al verlo en las páginas de “Gran Auto 16” en aquel verano de 1990; hoy día, sin embargo, me encanta el coche incluso con esos plásticos colgando, recordando unas grandes palabras que me dijo al respecto el amigo Bruno: “Rafael, a un Alfa no le sobra nada, ni le falta nada”.

Alfa164_Quadrifoglio

El 164 QV, disponible en rojo, blanco o negro. He visto faldones más elegantes

La gama se fue completando con una curiosa versión de solo dos litros del V6 pero con turbo, que rendía 210 CV. Exteriormente era como el V6 3.0 pero las prestaciones mejoraban a las del supuestamente superior QV. Como pasaba con todas estas raras versiones de dos litros, estaba pensada para el mercado italiano, donde el Estado crujía a impuestos a todos aquellos coches que superasen esa cilindrada, aunque Alfa se molestó en importarlo a nuestro mercado.

Pasaban los años y el 164 estaba salvando las ventas de Alfa Romeo en unos años terribles, sobre todo en mercados importantes como Gran Bretaña y Alemania. Lástima que no pudiera hacer lo mismo en Estados Unidos, donde la reputación de la marca era penosa, y de donde se largaron pitando en 1994. Pero antes, a finales de 1992, Alfa hizo el primer y único restyling a la gama 164, lanzando las versiones Super. Las principales novedades eran dos: unos nuevos paragolpes algo más protuberantes con una tira de aluminio como adorno, y una variante 24 válvulas del V6 3.0, que pasaba de 185 CV a 210. El modificar la casi perfecta estética del 164 con paragolpes más “paquetones” hubiera sido un desastre si la tarea la hubieran hecho otros que no fueran italianos; como gracias a dios así fue, el restyling lo que hizo fue poner la guinda y dar más empaque a una berlina estéticamente perfecta. Otros detalles fueron los faros elipsoidales, y unos nuevos mandos para el climatizador digital, aún más complejos que los anteriores. Una vez más, servidor cayó rendido a los encantos de esta italiana pero esta vez fue Argentaria la que me denegó el crédito para comprar un Super 24v; en la sucursal me aconsejaron que mejor me concentrara en aprobar tercero de BUP.

Alfa_Romeo_164_3_e11

El 164 Super, con nuevos paragolpes y llantas Speedline. Voy a por una bayeta para secarme la baba

Un año más tarde tuvimos la versión QV del 3.0 24v, rindiendo 230 CV gracias a una nueva admisión, y en 1994 el 164 definitivo, el Q4, aparecido en 1994: motor del QV, tracción total desarrollada en colaboración con Steyr-Puch y caja de cambios Getrag de seis marchas. Lástima que estos dos modelos también se vieron afectados, como el anterior QV, por faldones laterales de pésimo gusto, y en el caso del Q4, de un peso excesivo que pasaba de la tonelada y media.

Alfa_Romeo_164_7_7eb

Un Q4 en Rosso Proteo, demostrando que sus ruedas traseras también pueden echar tierra

Y tras esta parrafada, teniendo en cuenta que el coche es precioso, que tiene motores Alfa de pura cepa (excepto el diesel), que el chasis era bastante competente y que el nivel de calidad estaba bastante por encima de lo normal en Alfa Romeo en los años ochenta, ¿por qué no hay mucho interés que se diga por el 164? Pues no lo sé con certeza, pero me juego el cuello que el 90% de la culpa es porque es tracción delantera, y que por eso “no es un Alfa de verdad y tal”. Pues si eso es lo que piensas, entonces Alfa Romeo murió en 1992, cuando los últimos 75 salieron de fábrica, porque todo lo que ha venido detrás ha sido mucho menos Alfa “de verdad” que el 164.

164SuperV624V10-92

Se ve que Alfa Romeo estaba cortita de dinero y no tenía ni para hacer las fotos de prensa a color. Da igual

PUNTUACIÓN “FUTURO CLÁSICO”

-ATRACTIVO: 8

Yo de coches no entiendo mucho, pero si alguien sabe de una berlina medio-grande más bonita que el 164, que me lo diga. Y de motores, el cuatro cilindros Twin Spark va fenomenal para ser un dos litros tirando de un coche grande, pero el V6 es uno de los mejores motores que se han hecho en Europa.

-EXCLUSIVIDAD: 8

Desgraciadamente la falta de interés en el 164 ha hecho a este coche demasiado exclusivo. ¿Cuándo fue la última vez que viste uno por la calle? Tuvo unas ventas decentes en su época pero quedan muy pocos. Evidentemente cuanto más potente sea la versión más raro es, siendo los QV y Q4 los menos vistos.

-CODICIADO: 6

Aquí el 164 pincha, es un coche que tiene poco seguimiento incluso entre muchos Alfistas, que se desviven por los 75 (que conste que me gustan) pero pasan de su hermano mayor. Cuando directamente no los compran para quitarles el motor 3.0 V6 y calzarlo a un GTV. Che pecatto.

-COMPETENTE: 8

Como dije antes la calidad del coche es decente, los motores eran de lo mejorcito de la categoría, buen equipamiento, amplio y cómodo, chasis no demasiado morrón, incluso los consumos son relativamente contenidos (exceptuando el pesado Q4). Vamos, que no es un caprichito del todo inútil.

-DIVERSIÓN: 8

Formas de divertirse con un Alfa 164 V6, número 1158: Abrir capó. Retroceder un paso. Observar motor. Pulir con Autosol los conductos cromados de admisión. Contemplar motor con orgullo. Dejar capó abierto y responder con sonrisas los comentarios tipo “qué peaso motor tiene tu coche” de los vecinos. Diversión sin gastar una gota de gasolina. ¡El coche anticrisis!

-VALOR: 8

Yo creo que el momento de comprar un 164 es ahora, más que nada porque los precios no podían estar más bajos. Muy cuidada ha de estar una unidad de un 3.0 V6 “normal” para que cueste más de 2000€. Los Super y QV están más caros pero todo el que pida más de 3000€ está siendo demasiado optimista. Los Twin Spark se compran al peso.

TOTAL: 46/60 PUNTOS

Mi historia de amor con los 164 viene desde que yo iba en pantalón corto al colegio, y sé que un día de éstos tendré uno, preferentemente un Super 24v, con un motor más temperamental (aunque más difícil de mantener) que los 12v. Pero la falta de aficionados al modelo hace que cueste mucho trabajo encontrar uno en buen estado de verdad. Ahora mismo tengo otras cosas de cuatro ruedas en la cabeza, pero cuando salga una oportunidad…

alfa-164-enzo-ferrari

“Alfa 164, ¿eh? non male…”

Anuncios

38 pensamientos en “ALFA 164

  1. Carlos

    Muy buena reflexión para un coche fantástico, tengo un 3.0 v6 de 192cv verde de julio de 1989 y va de maravilla¡ se disfruta siempre, su sonido, poder de aceleración y recuperación¡ y muy cómodo¡ y verlo en el garaje, diferente a todos… Todo una experiencia, muy recomendable. Haz realidad tu sueño y compra uno bien cuidado y a disfrutar¡ abrazo

    Me gusta

    Responder
  2. b234r Autor de la entrada

    Hola Carlos, gracias por el comentario.

    Según tú, ¿es muy complicado de mantener? cada vez que me da por mirar artículos del 164 en internet parece que conspiran para quitarme las ganas, en especial por el tema de la distribución del V6. ¿Y como está el panorama de recambios? Alfa Romeo nunca ha sido muy cuidadosa con ese tema.

    Un saludo.

    Me gusta

    Responder
    1. Luissuive

      ¡Buen articulo sobre un grandísimo coche! Yo tengo un 2.0 twin spark de 1991 y estoy encantado,me parece un coche chulísimo.. ahora el tema de los recambios.. esta un poco difícil, puesto que en los desguaces ya no se ven prácticamente estos coches y comprando los recambios en internet salen por un pico.. un saludo! Y gracias por escribir sobre mi coche favorito!

      Me gusta

      Responder
      1. b234r Autor de la entrada

        Hola Luis, felicidades por tu 164. Siempre me fijo en los V6, pero ¿cómo van los Twin Spark? de motor era más duro que el V6.

        El tema recambios parece complicado en Alfa, alguna vez he ido a preguntar a un Servicio Oficial si era posible conseguirlos y la respuesta es que prácticamente estaba todo descatalogado. En desguaces efectivamente quedan muy pocos.

        Me gusta

    2. Carlos

      Hola! perdona la tardanza:
      no he tenido ningún problema de motor, he cambiado el embrague a los 175.000km, las ventanillas eléctricas a los 25 años y los amortiguadores delanteros, la bomba de gasolina y correa de distribución y servicio por estar el coche parado más de 11 años… el resto ha sido el mantenimiento normal; revisión y cambio de líquidos por unos 300 € en taller especializado en Alfa Romeo clásico. Le doy un uso diario y su consumo es de unos 13-14 litros (80% ciudad).
      No es barato pero es un capricho que no te arruina 🙂 y se disfruta mucho. El seguro, unos 240 € sin haberlo pasado aun a clásico.
      En mi caso el acabado está impecable, no hay corrosión, frena de maravilla, suena y recupera mejor… quizás lo mejorable es la tracción, le cuesta digerir la potencia, notas en el volante la fuerza del motor, tienes que agarrarlo con fuerza cuando aceleras a fondo… hay que respetarlo y a la vez disfrutarlo!!
      Y sí hay piezas, todo lo que he cambiado es original. Merece la pena!!
      Yo buscaría alguno de un abuelo/a que ya no lo utilice… son los mejor cuidados. No compraría ninguno de las versiones deportivas por el esfuerzo al que han sometido al motor (seguro!) y al bastidor.
      Espero haberte aclarado un poco, cualquier cosa, aquí estoy!

      Carlos

      Me gusta

      Responder
    3. Carlos

      Hola! perdona la tardanza:
      no he tenido ningún problema de motor, he cambiado el embrague a los 175.000km, las ventanillas eléctricas a los 25 años y los amortiguadores delanteros, la bomba de gasolina y correa de distribución y servicio por estar el coche parado más de 11 años… el resto ha sido el mantenimiento normal; revisión y cambio de líquidos por unos 300 € en taller especializado en Alfa Romeo clásico. Le doy un uso diario y su consumo es de unos 13-14 litros (80% ciudad).
      No es barato pero es un capricho que no te arruina 🙂 y se disfruta mucho. El seguro, unos 240 € sin haberlo pasado aun a clásico.
      En mi caso el acabado está impecable, no hay corrosión, frena de maravilla, suena y recupera mejor… quizás lo mejorable es la tracción, le cuesta digerir la potencia, notas en el volante la fuerza del motor, tienes que agarrarlo con fuerza cuando aceleras a fondo… hay que respetarlo y a la vez disfrutarlo!!
      Y sí hay piezas, todo lo que he cambiado es original. Merece la pena!!
      Yo buscaría alguno de un abuelo/a que ya no lo utilice… son los mejor cuidados. No compraría ninguno de las versiones deportivas por el esfuerzo al que han sometido al motor (seguro!) y al bastidor.
      Espero haberte aclarado un poco, cualquier cosa, aquí estoy!

      Carlos

      Le gusta a 1 persona

      Responder
      1. b234r Autor de la entrada

        Pues me alegro que el coche se haya portado tan bien. Parece que envejecen más que decentemente. Pero estos coches ¿no eran italianos y todo el mundo conoce a alguien que ha tenido uno y que “solo le dan problemas bla bla bla”?
        Lo que me sorprende es el tema recambios, Alfa tiene muy mala fama, incluso cuando fui a un S.O. hace unos años me dijeron que ya había muy pocas cosas, pero habiendo Internet (y tiempo y dinero), se puede conseguir casi todo.

        Me gusta

      2. Filipe Antolin

        Acabo de llevarme uno a casa! Perdona que non escriba bien español! Despues de proocura mucho, y estar quasi a punto de comprar una 75, ho trovato una 164 maravilgiosa! 3.0 V6. rosso! El sonido és unico!

        Me gusta

      3. b234r Autor de la entrada

        ¡Qué suerte! Yo miro de vez en cuando las webs de anuncios pero quedan pocos 164 en España, y cuando sale alguno interesante, está muy lejos…
        ¡A dsfrutarlo!

        Me gusta

  3. Luissuive

    Pues la verdad es que estoy encantado, es muy rápido y tiene muy buena respuesta, es fácil de mantener y mueve el coche a pesar del peso.. la única pega es que con el tiempo el consumo se eleva un poco.. pero por lo demás es un motor increíble.. me encanta lo apretado que está ! Un saludo!

    Me gusta

    Responder
    1. Efra

      Hola Luissuive,

      Sobre el consumo del twin spark, he de decir que he conseguido bajarlo de casi 11 litros a un parco 8,4L/100km haciendo 70% autopista y 30% urbano, sin alterar los hábitos de conducción. El tuyo, por el año, debería ser el 2.0 Ts con doble distribuidor en cabeza y 1962cc en vez del 1995cc que lleva el mío. En cualquier caso, aplican los mismos cambios que yo he realizado:

      – Reemplazar sonda lambda
      – termostato y sensor de temperatura (si el motor va frío, o la centralita cree que va frío, enriquece la mezcla).
      – Reemplazar bobinas cables y bujías
      – Ajustar precarga del caudalímetro de pala. Lo he apretado 4 dientes.

      En mi caso, ha sido mano de santo, muy divertido (Lo hago como hobby) y, buscándome la vida, bastante económico.

      Saludos

      Me gusta

      Responder
  4. Efra

    Enhorabuena por tu artículo. Mi tío se compró un 164 2.0Ts en 1995, y yo con 11 años en aquel entonces, lo veía con cierto recelo. El coche era bonito, pero no me llamaba la atención extremadamente… Quizás por no ver más allá de unas horribles llantas de chapa… Y abiertamente, por no ser alemán. Pasaron los años y mi afición por el automóvil se arraigó hasta extremos insospechados. Fueron, no sin esfuerzo, llegando a mi poder los coches que me ponían la piel de gallina en mis tiernos 90’s: El M3 cabrio de 321cv con esa obra de arte mecánica 6 en línea, el Audi A8/S8 D2 que podía con los malos y con todo lo que se le pusiera por delante en Ronin y el Audi 100 S4… Con el mítico 5 cilindros turbo y la tracción quattro, ambos hijos de la era dorada de Audi y del memorable grupo B. El caso es que hace unos meses, tras 20 años de servicio a un par de generaciones de mi familia, mi tío decide deshacerse de su 164 y, a sabiendas de que me encanta todo aquello con ruedas, me lo ofrece como regalo si me hago cargo de él. No lo dudo, y le digo que se vendrá para casa en cuanto haya un hueco en la agenda… Y ese hueco en la agenda, me ha marcado. Me lo traje rodando de Madrid a Barcelona… Y fue una experiencia reveladora. Me hizo ver un potencial de diversión y versatilidad que nunca habría imaginado en una berlina se potencia media y tracción delantera. Qué manera de girar, de reducir, de trazar los curvones… Sube de vueltas con encanto y se le nota muy ágil de reacción en todos los sentidos. Tanto me ha gustado, que decidí invertir en él (lambdas, sensores de temperatura, bobinas, bujías, cables, filtros, bombas, termostato… Y por fin unas llantas de aluminio originales speedline…) para convertirlo en mi coche de diario. Es un coche que invita a bajar dos marchas a toque de gas para adelantar, que invita a estirar el motor… Y que invita a trazar las curvas. El motor, si bien no impresiona, tiene alma. Desde el primer momento te das cuenta de que no es un 2 litros más… E investigando encontré la respuesta. Es un pequeño motor formula 3… “domesticado”. Solo puedo decir cosas buenas de un coche que no esperaba así, que te sorprende con sus detalles y que, sobre todo, te emociona cada día a pesar de contar unas prestaciones modestas para las tendencias actuales. Una pena que no quedan recambios originales prácticamente de nada, y tienes que tirar de internet para todo. En cualquier caso, no puedo más que agradecer a mi tío Ángel la oportunidad de haber aprendedio a valorar estas incomprendidas joyas italianas.

    Un saludo

    Me gusta

    Responder
    1. b234r Autor de la entrada

      Qué bueno tu comentario, Efra.

      Por lo que me cuentas de tu TS, es una prueba palpable de que prestaciones puras y diversión no son lo mismo (menos mal). El 2.0 biárbol de Alfa, aunque con una cifra de potencia oficial algo optimista en el TS (yo creo que en banco nunca rindió los 148 CV, ni en el 164 ni en el 75), no solo era de lo mejorcito en dos litros, sino que además parece que está vivo.

      Los tapacubos que llevaban los 164 efectivamente no eran una belleza, pero si has encontrado unas Speedline originales en buen estado (al estar pulidas, no pintadas, suelen deteriorarse con cierta facilidad), el coche gana muchísimo. Es hora de que se reconozca que el 164 es uno de los mejores trabajos de Pininfarina, y eso que es una berlina, no un superdeportivo, lo que siempre añade compromisos complicados.

      También es hora de que se reconozca que el 164 es uno de los mejores coches que ha hecho Alfa Romeo, y mantuvo la llama de la marca encendida durante unos años pésimos.

      Por cierto, si tenéis fotos de vuestros coches y queréis que las suba al blog, yo estoy encantado.

      Un saludo.

      Me gusta

      Responder
      1. Efra

        Me encanta tu entusiasmo. Las llantas que conseguí no son las pulidas de 16″ originales del Súper, sino las de 15″. El problema es que curiosamente, el 2.0TS es el único 164 que lleva anclaje 4×98 en vez de 5×98… Por lo que hay menos opciones de llantas, y casi todas son provenientes de sus hermanos de marca. Sobre el motor, puntualizarte un detalle importante. Hay principalmente 3 modelos de 2.0 twin spark 8 válvulas. El primero, que estrenó el 75 2.0TS, cubica 1962cc, no va catalizado y lleva doble distribuidor en cabeza. Este, como tu comentas, rinde teóricamente 148cv. Posteriormente, sacaron el mismo en su versión catalizada con pequeñísimas mejoras y unos 5cv menos. Este motor fue el primer 2.0 Ts del 164 a finales de los 80. Posteriormente, entrados los 90, Alfa Romeo diseñó el último 2.0TS 8v… El de 1995cc (debido a una carrera ligeramente más larga) con doble encendido electrónico, pequeñas mejoras de flujo en la culata, y un colector de admisión plástico separado del puerto de inyección. Es un bloque codiciado por alfistas de la vieja escuela para sustituir a los viejos 2.0 NORD de rendimiento más modesto, y sobre todo, es un bloque muy evolucionable. Declara 146cv, yo diría que bastante honestos. Tengo intención de llevarlo a un banco (a poder ser Maha) para sacar una gráfica de la curva actual de potencia antes de hacerle un par de cosas, así que con suerte, saldremos de dudas al respecto.

        Espero hacerle una sesión de fotos digna en cuanto le pase la pulidora.

        Un Saludo!

        Me gusta

  5. b234r Autor de la entrada

    Cierto, el TS llevaba llantas de cuatro taladros, los V6 de cinco. Curiosa decisión de Alfa Romero porque los 164 primera serie llevaban llantas de aleación con el mismo diseño estético, fueran para el TS o el V6.

    También es cierto lo del motor, hay diferencias con el del 75. 146 CV en un dos litros ocho válvulas catalizado es un rendimiento extraordinario. Y luego todo el mundo se meaba encima cuando Opel sacaba 150 CV a su dos litros con culata de dieciséis válvulas…

    Por último, mis condolencias si eres de los de la brigada de la pulidora, chisme del demonio, cómo engancha…con decirte que hace pocos días pulí un Kia Carens con 10 años encima, ya te puedes imaginar mi afición por el detailing. Qué pena, con la de cosas bonitas a las que podría dedicar el tiempo libre…

    Me gusta

    Responder
    1. Efra

      Ojo con los C20XE de Opel… En mi Galicia natal he visto cosas TREMENDAS. Eran motores también habituales de la formula 3. Son muy evolucionables (incluso más que el Alfa) y su durabilidad, exceptuando sus problemas de juntas de culata, también es encomiable. Lo bonito del TS es que es un motor más fino, más sencillo (exceptuando el variador de fase del árbol de admisión) y mucho más ligero… Consiguiendo unos bajos algo mejores y unas cifras en altas no muy alejadas. Pena que encontrar un Gsi 16v que esté “entero” sea tan difícil.

      Un saludo

      Me gusta

      Responder
  6. b234r Autor de la entrada

    Eso escuché yo, lo de la junta de culata, aunque la verdad es que no creo que haya un solo Opel con ese motor al que no se le haya exprimido hasta la última gota.
    De todas formas los Kadett 16v y Vectra 2000 siempre tuvieron su fama de coche “cani”, mejor me quedo con el 164…

    Me gusta

    Responder
    1. Efra

      El que he “vivido” con más detenimiento, ha sido el Astra F GSI 16v. He de decir que la combinación piloto/coche daba bastante impresión. Lo de las juntas de culata… Por algún motivo, a partir de los 10 años, tienen tendencia a degradarse en esos motores y en sus derivados (ECOTEC). En mi entorno directo (Familiares y amigos directos) conozco cuatro casos (dos C16XEL, un X20XEV y un C20XEN).

      Más allá del motor, un simple vistazo en un elevador es suficiente para apreciar que el 164 está diseñado con mucho más cariño que cualquier Vectra/Kadett/Astra. Da gusto, en un coche de tracción delantera de esos años, ver un eje trasero bien plantado con brazos totalmente independientes, un repartidor mecánico de frenada mecánico en función de la carga del eje trasero, un buen aislamiento térmico… Y ya dentro del habitáculo, hay ciertos detalles de gran calidad. Algunos pueden escapar al ojo no experto y no se ven en las fotos:

      – Todas las piezas de plástico llevan pegado un retal de “fieltro” en las zonas que apoyan contra otros plásticos para eliminar grillos (si bien no es infalible).
      – El cuadro de fusibles y relés, bajo el volante, tiene un acceso bastante sencillo y está equipada con luz.
      – El fondo del maletero, para cuando se levanta en caso de sacar la rueda de repuesto, tiene una cinta roja con una hebilla que engancha en el portón, para mantenerlo levantado mientras sacas la rueda de repuesto.
      – Todos los elementos que son susceptibles de ser remplazados por mantenimiento, tienen por lo general un acceso bastante correcto.
      – El coche viene cableado para todos o casi todos los extras posibles. El mío no lleva antinieblas delanteros, pero lleva la instalación. Lo mismo para los asientos eléctrico, elevalunas eléctricos… El caso más curioso ha sido el espejo retrovisor de oscurecimiento automático (electrocrómico). Lo compré por 4 duros, y cuando llegué al coche tenía un hueco por donde pasar el cable tapado con un taponcito de goma, y detrás del tapón estaba el conector. Lo echufé y funcionando.

      En general, no es un Mercedes W124, pero llama la atención lo bien hecho que está. Sobre todo, un mimo por los detalles desconocido por mí en la marca.

      Un saludo

      Me gusta

      Responder
      1. b234r Autor de la entrada

        El 164 tenía un bastidor relativamente elaborado, bastante más que su primo el Saab 9000 (tuve uno), aunque siempre nos quedará pensar qué hubiera sido de él si hubiera tenido tracción trasera.
        Un cínico diría que la caja de fusibles estaba muy bien acondicionada porque hay que acceder a ella con frecuencia…
        Y lo del cableado preinstalado, es algo que solía ocurrir con los coches de primeros de los años ´90; unos pocos años después muchas marcas lo fueron quitando, para ahorrarse tres perras, y de paso desesperar a los que nos gustan estos coches y los compramos 20 años después.
        En general, el coche está bastante mejor pensado que lo que solía hacer Alfa Romeo.

        Me gusta

      2. Efra

        Pues en contra de la fama de los problemas eléctricos en todo cachivache italiano, en este caso está bastante alejado de la realidad. Tanto este 164 como la Ducati SS que tengo, se han portado genial hasta ahora. El coche que más quebraderos de cabeza me ha dado (y me está dando) es justamente el M3 E36 Cabrio (1997). Empezó con el testigo de ABS que resultó no ser debido ni a centralitas (probé 3) ni los captadores. Otro día dejó de funcionar el accionamiento eléctrico de la capota… Y lo último es que cuando entras en el coche, se cierra solo y se suben las ventanillas… Y hasta pasado un buen rato, no te deja bajarlas. Adicionalmente se ve peor aislado a nivel de cableado que cualquiera de los otros coches que tengo. Lo peor de todo es que es el coche que más años lleva conmigo (Para 9 años ya…) y el que más me he preocupado por mantener bien. Unos llevan la fama y otros cardan la lana…

        Me gusta

  7. b234r Autor de la entrada

    Vaya, méteme miedo, estoy buscando un 328i E36 pero está costando trabajillo, y ahora resulta que el 164 tiene un sistema eléctrico más fiable…lo malo es que buscar un 164 V6 (el que más me gusta) va a costar aún más trabajo.

    Me gusta

    Responder
    1. Efra

      Personalmente, teniendo un 164 y un E36, no me parecen comparables. Si quieres las posibilidades y diversión de un 328i (dinámicamente) en la caja del 164, creo que deberías buscar un Q4 sin dudarlo. No te defraudará. Entre un 164 V6 y un 328i, yo me quedo con el 328i a pesar de su puñetera electrónica Siemens. Si nunca has tenido un “trasera”, es algo que no puedes dejar de experimentar. No es sustituíble. Mi primer trasera fue el M3 y tardé dos años en pasar del miedo al respeto. Un 328i con autoblocante (must have) pienso que es de lo más equilibrado que puedes encontrar.

      Saludos

      Me gusta

      Responder
  8. b234r Autor de la entrada

    No son comparables, contra el 164 sería más apropiado un E34, pero me apetece un coche más ligero, pequeño y manejable. El Q4 no me gusta por el pésimo kit de carrocería, por el peso, consumo y porque el día que el Viscomatic diga “aquí estoy yo” y dé la coña, dudo que encuentre a alguien que sepa repararlo. Además el motor 24v y su tensor de correa de distribución que solo venden ya los Di Fatta Brothers (a 500$) me dan mucho respeto.

    Me gusta

    Responder
    1. Efra

      Discrepo un poco. Por segmento comercial y quizás por equipamiento, sí que el competidor puede ser el E34… Pero a nivel dinámico, el competidor es más bien el E36 sedán. El 164 parte de 1200kg (2.0Ts) y una longitud de 4,56metros. El E36 (316i) parte de 1190kg y 4,43metros.

      Sobre lo que comentas del Q4… Veo que directamente no te resulta atractivo. Dado mi ojo crítico y experto eligiendo mecánicas poco o nada conocidas y que finalmente acaban rompiendo (Mi querido 3.3 V8 TDi Tiptronic Quattro…), no soy quien para rebatirte sobre el tema.

      El Busso que tanto te gusta, es un gran motor (Muy bonito, muy suave y suena que enamora)… Pero has de ser consciente de que son gastones por naturaleza, y dinámicamente, se viene diciendo que el 2.0Ts es más ágil, e incluso con peores frenos, dicen que frena mejor (ambas cosas, si bien no las he experimentado por mi mismo en el V6, teniendo en cuenta de que el 2.0Ts pesa menos de 80kg, me las puedo llegar a creer).

      En cualquier caso, elijas el que elijas, dado el precio al que están, se me antoja difícil equivocarse. Te animo a que sigas con tu búsqueda y te quites la espina. Si te gusta la mecánica, es un buen trasto con el que desmelenarse haciéndole todo por ti mismo.

      Me gusta

      Responder
      1. b234r Autor de la entrada

        Lo malo es que quedan muy pocos 164, son coches que tienen un valor bajo como usado y la gente que tiene uno no lo mantiene como debe salvo que el coche le guste mucho. En cuanto tiene una avería de coste medio, muchos se quitan el coche de encima en vez de repararlo. He visto más de uno en el desguace que parecían perfectamente decentes.

        El V6 es el que consideraría comprar, el tema del consumo no es demasiado problema porque estoy acostumbrado a coches gastones. La parte buena de ésto es que reúno muchos puntos en la gasolinera y hace un par de días los canjeé por unos vasos monísimos. En cuanto a la mecánica, reconozco ser bastante torpe, aunque me gusta intentar reparar algo. El Volvo no da muchos motivos para coger el maletín de herramientas, la verdad.

        Me gusta

  9. nandi

    Me ha encantado tu articulo ,no se porque pero siempre me ha gustado este Alfa y hace una semana me surgio la compra de un 164 Super td del 94 con 155.000 km es un estado envidiable y a buen precio y no me lo he pensado ,tiene todas los extras menos el techo ,lo unico tengo un poco de miedo al motor por los malos comentarios que he visto ,espero que a mi me salga bueno ,un saludo

    Me gusta

    Responder
    1. b234r Autor de la entrada

      Hola Nandi, es fácil ver por qué gusta el 164, solo hay que ver lo bonito que es…los motores diesel de VM Motori de esos años tenían muy mala fama, por lo visto no era amigos de andar altos de revoluciones y había que tener cuidado con las subidas de temperaturas. Como todos los motores, vamos. A ver si el tuyo va bien.

      Me gusta

      Responder
  10. Eduardo

    Aquí un propietario de un 164 Quadrifoglio de la primera serie de 1992, muy interesante el análisis y muy de acuerdo con la mayor parte de los comentarios. El mío con 127.000 kms es cierto que la electricidad es un poco caprichosa, pero es alucinante comprobar en un coche de hace más de 20 años la cantidad de testigos y, luces de cortesía (puertas e interiores) botones del salpicadero (con un tacto muy malo)… para perderse. Me parece un coche globalmente bien hecho, fiable y sobretodo muy polivalente, con unas dimensiones bastantes contenidas, una habitabilidad sobresaliente y unas prestaciones muy honorables incluso hoy en día. El motor lo invade todo y no sólo a nivel de sonido, sino por entrega de potencia, lineal desde muy, muy abajo, con un par contundente (el bajo y medio régimen es brutal) y unas relaciones de cambio (acortadas en los Quadrifoglio) tirando a cerradas que lo hacen muy agradable de andar, sin altibajos ni caídas de potencia. Lo que menos me llena, la dirección demasiado sensible y no muy rápida, en las versiones 24 v. (QV y Q4 ) la mejoraron y los frenos demasiado justos.

    Me gusta

    Responder
  11. b234r Autor de la entrada

    Com buen Alfa Romeo, el motor es lo mejor del coche, por lo que veo. ¿Como va la suspensión con amortiguación electrónica? nunca me ha hecho mucha gracia.
    Parece que el QV 12v es el mejor modelo, el motor es más fiable y sencillo de mantener que el 24v.
    Un saludo Eduardo.

    Me gusta

    Responder
    1. Eduardo

      Pues sobre la suspensión electrónica comentarte que el mío suele ponerse en error, tiene dos posiciones una auto y que es la verdaderamente inteligente ya que según los distintos parámetros de los más de 8 sensores que lleva (dirección, acelerador, uno por amortiguador y alguno que me olvido) es capaz de ir endureciendola (parado a 10 kms en posición dura) para luego según la velocidad, ir endureciéndola progresivamente. Es decir, es variable, no como las de ahora que son prefijadas. La otra posición es la sport fija en posición dura. Cuando alguno de los sensores le da por no trabajar, se pone automáticamente en posición sport (testigo en rojo). Comentarte que en posición auto, el coche es cómodo, demasiado tal vez, con una sensación de flotabilidad, pero perfecta para ir con la familia y en posición sport para nada es insufrible. El poblema es que no hay recambios o si alguno queda, hay que importarlo. El precio por amoriguador ronda los 1.000 € (has leído bien) creo que los hacía Sachs. En su época era casi una primicia mundial, creo que sólo su primo el Thema Ferrari, el Citroen XM, el Opel Senator 24v. y no estoy seguro, la serie 5 BMW (M5¿?) llevaban suspensión electrónica. En talleres especializados en suspensiones (Hidroauto en Madrid) reaciendo los amortiguadores tal vez se solucione, pero al ser un problema electrónico y no de mal estado de amortiguador, no sé si podrá solucionarse. Con respecto el motor, yo creo que es igual de fiable y que es mucho, el 12v. que el 24v. de hecho el 24v. necesita menos mantenimiento (bujías, válvulas sin mantenimiento…). Hace unas semanas había un Quadrifoglio 1ª serie en venta en Madrid por 700 € que fue rapidamente vendido eso sí hay que meterle horas… también hubo otro en Pontevedra en venta por 1.000 € durante meses, ese no sé que pasó con él.
      Te pongo un enlace del video del mío:

      Saludos

      Me gusta

      Responder
      1. Martín Urgoiti

        Buenas tardes. Escribo desde Uruguay compre un alfa 164 3.0 v6. La consulta es si en casas de repuesto de ahi existen repuestos de éste coche. Aquí no hay nada, es difícil conseguir distribución, frenos, etc. Agradezco desde ya la respuesta.
        Saludos
        Martín Urgoiti
        murgoiti@ramalux.com.uy

        Me gusta

      2. b234r Autor de la entrada

        Hola Martín, seguramente algunos de los lectores que tienen un 164 te podrán responder con más certeza que yo, pero hace unos años, cuando me salió la oportunidad de comprar uno, fui al Servicio Oficial Alfa Romeo de mi ciudad y me comentaban que había muy poca disponibilidad de repuestos. Supongo que la mayoría de propietarios comprarán recambios en tiendas por internet como Oscaro. No sé si en tu caso te sale más barato el envío de las piezas desde Europa o desde Estados Unidos (alfissimo.com parece una tienda bien surtida).

        Suerte y un saludo.

        Me gusta

  12. b234r Autor de la entrada

    Es lo malo, cuando empiezas a meter electronica en un coche, con el paso de los años ya podemos tenerla liada. Imagina cómo estarán la mayoría de los coches actuales dentro de 10 años. Supongo que a ese precio de amortiguadores la gente acaba poniendo amortiguadores convencionales, aunque ya me habían comentado que en un taller en Madrid podían restaurarlos (seguramente el que tú comentas) e incluso alguno en Portugal.

    Con el mantenimiento, me habían comentado que el 12v era más robusto, y el tensor de la distribución al menos es relativamente fácil de encontrar. No sé cómo estarán solventando este problema los propietarios de un 24v. Al menos tiene taqués hidraúlicos.

    Recuerdo ese QV blanco de Madrid pero llevaba un tiempo parado (no soy amigo de comprar un coche parado, menos un Alfa), y siempre me arrepentiré de no haber “echado un tiento” a otro blanco que vendían hace unos tres años en un pueblo de Extremadura.

    Precioso tu 164, con poquitos kms aún tiene cuerda para rato. Coño, parece que hemos reunido aquí a casi todos los propietarios de 164 en España…

    Un saludo.

    Me gusta

    Responder
    1. b234r Autor de la entrada

      Qué ganas tengo de un 164. Mi versión preferida sería un 3.0 24v Super; es el que más me gusta por estética, y creo que los q4 ya son quizás muy complejos (por la tracción total).
      Hay muy pocos en venta y ahora estoy ocupado en otras cosas, pero no se me va de la cabeza.
      ¿Suele dar problemas la traccion total (sensores priincipalmente)?

      Me gusta

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s