NUESTROS COCHES VIEJUNOS: NISSAN PRIMERA GT (1997)

Berrocal3

El Primerita fue un salto de gigante en mi educación automovilística. Lo compré en 2004 con unos 145.000 kilómetros y lo vendí en 2006 con unos 170.000.

Tenía muchas ganas de tenerlo gracias a la buena fama del coche y no me defraudó en absoluto. Puede que no ganara ningún premio en el Concours d’elegance Villa d’este, puede que el interior tuviera una de las tapicerías mas feas jamás puestas a un coche japonés (que ya es decir). Pero lo importante, es decir, motor, suspensión, dirección, cambio y frenos eran muy, muy buenos. El coche era una delicia de conducir rápido y aunque 150 CV no eran muchos, aquel SR20DE era feliz dejándose abusar una y otra vez.

Ronda- San Pedro Alcantara

El coche apenas se inclinaba en las curvas y los Pirelli P6000 195/60 15 tenían un agarre sorprendentemente alto para esa escasa anchura. Podías hacer con el coche lo que te daba la gana.

Tuvo sus momentos, como el embrague chungo (conseguí negociar el precio cuando lo compré), el radiador que me pusieron en el taller cuando lo que de verdad fallaba era el termostato, una maquinilla de elevalunas cambiada y un alternador que salió echando humo. Pero valió la pena cada euro que gasté en él.

DSCN1374

Acabé vendiéndolo a una vecina, que lo tiene hecho una pena, pero el coche aún funciona casi nueve años después.

En un mundo paralelo a éste puede que acabe siendo un clásico, o algo así.

Anuncios

2 pensamientos en “NUESTROS COCHES VIEJUNOS: NISSAN PRIMERA GT (1997)

  1. Rudi Altig

    Como ya decían las pruebas de la época, es uno de los pocos coches-conductor que quedaban en el mercado. Sobre el año 2000 el panorama ya comenzaba a ser desolador.
    La puesta a punto que lleva es sencillamente perfecta, el Sport que pude probar unos dias, esteticamente tenía cosas mas discutibles como el tablier, que me parece mas bonito esta generación, pero a cambio equipaba clima y unos faros xenon que alumbraban muy bien.
    Al volante es un coche con un tacto mas de berlina alemana deportiva que taxi urbano, frena muy bien y la dirección tiene un tacto directo, y es de esos coches que te hace parecer mejor conductor.
    Mas virtudes: su mecánica es sencilla, barata de mantener y fiable, se viaja cómodo, van bien equipados (pocas cosas son opcionales), el maletero con portón permite meter de todo, hay versiones automáticas, y por poco dinero puedes tener un coche discreto mas parecido a un BMW 320 que a un Seat Toledo.

    Me gusta

    Responder
    1. b234r Autor de la entrada

      ¡Ya está aquí el Rudi!

      Es un coche sencillote, todo es muy mecánico, pero funciona de maravilla y está perfectamente puesto a punto. Cuando lo conduces tranquilo es un poco soso, pero si le das caña, el coche sube muchos enteros. Como dijo alguien sobre la actriz Esther Williams, “seca no vale gran cosa, pero mojada es una estrella”. Y además es muy práctico: amplio, buen maletero, fiable y con consumos más que aceptables.

      Un saludo tío.

      Me gusta

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s