MODERN LIFE IS RUBBISH: HONDA

SAMSUNG DIGITAL CAMERA

Se me ha ocurrido una nueva sección para este (descuidado por mi parte) blog: Modern Life Is Rubbish, o, en cristiano, “La vida moderna es una mierda”. En ella pasaré a recordar las cosas automovilísticamente buenas del pasado y las compararé con la filfa que son las actuales.

Por supuesto, esto no es más que un ejercicio de miopía histórica. Esos tiempos de los años ochenta y noventa que recuerdo color de rosa no eran tan buenos, no había tantos avances que nos facilitan la vida, y lo que es más, si enfermabas, las posibilidades de irte al otro barrio eran mucho más elevadas que si te tratan hoy día en uno de nuestros decadentes hospitales públicos. Pero bueno, no dejemos que la realidad nos estropee una buena historia.

honda_accord_aerodeck_1_86

A ver cuántas berlinas medias con carrocería familiar de tres puertas y faros escamoteables has visto

Hay muchas marcas de coches que pasaron sus días de gloria hace tiempo, y lo que hoy muestran no es sino una triste sombra de aquellos días. Una de las que sufren este mal es Honda. La firma fundada por tito Soichiro era, en esos años ochenta y noventa, una marca formidable. Bajo la batuta del jefe de I+D Nobuhiko Kawamoto, era consideraba la punta de lanza de los fabricantes nipones. Sí, Toyota y Nissan eran mayores, y fabricaban más, y vendían más. Pero sus coches eran, en la mayor parte de sus gamas, electrodomésticos bien hechos y terminados. Honda era diferente. Se notaba que eran coches diseñados por entusiastas, y que los ingenieros tenían vía libre. Se permitían algunas licencias estéticas curiosas, que los diferenciaban de sus colegas locales. Y tecnológicamente no tenían nada que envidiar, más bien al contrario. La propia BMW la consideraba un serio futuro rival. En Japón era el fabricante local preferido por la gente joven. En Estados Unidos, mientras los coches de GM, Ford y Chyrsler se quedaban tirados en las exposiciones de los concesionarios esperando ser “colocados” gracias a fuertes descuentos, los Honda que llegaban a los conces volaban tan pronto llegaban, pagando los clientes por encima del precio de catálogo y aguantando largas listas de espera (luego se descubriría que hasta los concesionarios Honda yankees tenían que hacer “regalitos” a Honda América para recibir más coches para vender, tal era la demanda). Incluso se rumoreaba que iba a comprar Chrysler. Sí, a finales de los años ochenta, en aquella fabulosa época en la que Japón parecía que iba a ganar la guerra que perdió 45 años antes, los fabricantes japos eran temibles, y Honda estaba a la cabeza.

Mucho se ha hablado de Lexus, pero Honda fue la primera marca japonesa en lanzar una división de coches de lujo (Acura, en 1987). Vale que el primer Legend no era un coche muy distinguido, y que pasó totalmente desapercibido en Europa (vendido como Honda), pero fue un éxito considerable en Estados Unidos. Y cómo no iba a serlo cuando siendo un competidor de Mercedes y BMW por casi las dos terceras partes del precio.

acura-legend-1988-5

La primera generación del Legend, berlina y coupé. Me quedo con el coupé

También se ha hablado tela de los deportivos de Honda. El delicioso CRX, el Prelude, los coupés más burgueses pero aún así bonitos como el Accord y el Legend, y aparte el acojonante NSX. Pero esta larga gama de coches deportivos, o al menos de aspecto deportivo, no significaba que los modelos “normales” como el Civic o el Accord fueran trastos serviciales pero sosos. No. Honda no era Toyota. Honda hacía que incluso una berlina familiar como el Accord tuviera cierta gracia, con motores que subían bien de vueltas, con suavidad, suspensiones logradas que huían del simple Mac Pherson, frontales bajitos, cajas de cambios precisas…coches que podían hacer que hasta la persona más desinteresada pensara “pues va bien este chisme”.

Ya sabemos que en las décadas de los ochenta y primeros noventa en España las marcas japonesas estaban aún en mantillas, y un coche de aquel país era algo “exclusivo”, lo que podría parecer risible a algún nativo de Estados Unidos. Así que es probable que no tengamos muchos recuerdos de cómo era la gama de Honda hace veintitantos años, y si nos acordamos, es del Concerto que tuvo nuestro tío (se iba a comprar un Rover 200 pero un amigo suyo le dijo que los coches ingleses “salían muy malos”. Así que se compró un “Ronda” fabricado en la misma factoria de Rover). Por eso vamos a hacer ahora un ejercicio de memoria histórica y echar un vistazo a la gama Honda de esa época a la venta en Europa, para que se nos caiga la baba, y de paso, algún lagrimón.

Honda Civic (5ª generación)

honda-civic_si_hatchback-1993-1024-02

Hoy día echo un vistazo a los “compactos” actuales y, salvo excepciones, me entran ganas de llorar, pero a finales de 1991, cuando Honda presenta la quinta generación del Civic, una buena sonrisa sí te salía. Una carrocería de tres puertas realmente atractiva, un coupé  de dos puertas diseñado en Estados Unidos precioso, e incluso una berlina de cuatro puertas también bastante potable. Éstos no llegaron a España; para qué, si aquí estábamos contentísimos con el R-19 Chamade.

Mecánicamente estaban más que al día, con motores de cuatro válvulas por cilindro, y versiones VTEC de 125 CV (ESI) y 160 CV (VTI), amén del VEi “económico” de 95 CV que se quedó en otros países europeos.

No todo era perfecto: los acabados interiores eran más bien cutres (no está mal si te compras un Civic básico de 10.000$ en EE.UU.; sí está mal cuando acabas de soltar más de tres millones de pesetas en España por un VTI), la solución de la doble puerta del maletero fue una ida de pelota de los ingenieros poco explicable, y, para qué nos vamos a engañar, como pasa con casi todos los coches de la época, no tenían un alto nivel de seguridad pasiva precisamente. Pero en esos años, tener un Civic en España era tener un coche moderno técnicamente, bonito, divertido de conducir, y mostraba ser más imaginativo que comprar un Golf III.

Honda Accord (4ª generación)

honda-accord_sedan-1990-1024-01

En 1989 vió la luz la cuarta generación del Accord. Inicialmente parecía más serio y sosote que la anterior, que tenía aquellos faros escamoteables tan raros en un coche de cuatro puertas. Pero mecánicamente seguí siendo un coche muy bien resuelto, con motores 2.0 y 2.2 y las típicas suspensiones delanteras de doble brazo de Honda. El coche fue un salto de calidad, mejor acabado, más lujoso y en definitiva un poco más upmarket. Solo le faltaba un motor V6, pero supongo que Honda pensaría que entonces robaría ventas al Legend.

El tema es que, incluso lo que en teoría no era más que una tranquila berlina familiar pensada sobre todo para el mercado americano (donde se fabricaba), el Accord estaba diseñado para mostrarse bastante dispuesto a que su conductor le diera un poco de caña de vez en cuando.

En 1993 Honda tuvo la no muy lograda idea de lanzar una versión específica para Europa. La única razón que se me ocurre es mayor compatibilidad con su homólogo de Rover, el 600, que para más inri era bastante más bonito. Digo “no muy lograda” porque el Accord europeo, sin ser malo, se notaba que “era menos coche”.

Honda CRX

crx

Bueno, aquí tengo que reconocer que Honda empezó a liarla. El CRX basado en la cuarta generación del Civic era un deportivo muy bonito, pequeño, ligero, y que con el motor 1.6 16 válvulas con el que se importó a nuestro país debía volar gastando poco. Un kart. Su sucesor, el CRX “Del Sol” (nombre que no recibió oficialmente en Europa en el momento de su lanzamiento, espero que no sea por aquella serie especial del Ibiza) derivado del Civic quinta generación, con esa carrocería targa tipo “falso coupé de motor central” con un extraño y complejo techo eléctrico, bueno…siempre me apareció algo afeminado. Los propietarios de un CRX Del Sol pueden insultarme si así lo desean.

Honda Prelude (4ª generación)

dsc03600-custom

Los Prelude siempre fueron coupés atractivos pero con la cuarta generación, aparecida en 1992, Honda tuvo un planteamiento más ambicioso: carrocería más ancha (saltándose a la torera esas extrañas reglas niponas que penalizan vía impuestos a los coches que exceden ciertas dimensiones), motores más potentes, estética agresiva y equipamiento más completo. El nivel técnico también era más avanzado: motor 2.2 con distribución variable VTEC, dirección a las cuatro ruedas con control electrónico (en lugar del mecánico de la anterior generación del Prelude), y TCS para el mercado japonés.

Un servidor tuvo uno de estos Prelude, con motor 2.2 VTEC para más señas, y se me ocurren pocas pegas que ponerle, aparte de que el asiento trasero era solo para gente sin piernas. Divertido de conducir, con muy buen chasis y un motor que no se acababa. Y dicen que eran fiables. Entre los coupés medios de la época, no creo que hubiera otros mejores, con las posibles excepciones del Volkswagen Corrado VR6 y el BMW 325i/328i.

La quinta generación heredó la mecánica pero con una línea estética más cauta y menos agresiva, al menos a mis ojos

Honda/ Acura Legend (2ª generación)

Segundo intento de Honda de hacer una berlina de lujo, también vendida en el mecado USA como Acura Legend. La primera generación se vendió muy bien al otro lado del charco, pero su estética tipo “Accord tomando esteroides” no le ayudó en Europa y se vendió muy mal.

No es que la segunda generación gozase de un éxito tremendo en nuestro continente, y menos en España, pero con un V6 de 3.2 litros (medio litro más que el anterior motor) y una estética más diferenciada del Accord, las ventas subieron algo. De todas formas fue de nuevo en EE.UU donde Honda se hartó de vender Legend. La misma receta hondera: mecánica moderna, suspensiones muy bien puestas a punto, carrocerías atractivas (con esos frontales tan bajitos), buen equiamiento, fiabilidad y precios competitivos, aunque Honda nunca fue el fabricante japonés más barato. La versión coupé, otro éxito en EE.UU dentro del segmento de los “personal luxury coupés”, sigue siendo a día de hoy un coche bastante atractivo.

Solo digo una cosa: si el rapero norteamericano Ludacris, que podría tener (y seguramente tendrá) el coche que le diera la gana, conserva y conduce aún su viejo Legend del ´93 con 450.000 kilómetros encima, es que muy descontento con él no debe estar.

Honda NSX

Sobre esta maravilla no hay mucho más que decir.

Y ahora pasemos a ver la gama Honda actual, la que te puedes encontrar en cualquier concesionario de la marca.

crv1

crv2

crv4

crv5

Y así es la vida.

Bonus track:

Honda/ Acura Vigor

Fijaos cómo tenían la olla los de Honda en esos años. Querían hacer una berlina del tamaño aproximado al Accord, pero algo más lujosa, que en EE.UU pudieran vender bajo la marca Acura. Y en 1992 lanzaron el Vigor, algo más estilizado y con un aire más dinámico. Y de motor, ¿qué le pusieron? ¿un V6? Noooo, ¿por qué meter un simple V6 cuando podemos desarrollar un cinco cilindros completamente nuevo con 20 válvulas de 2.5 litros de cilindrada y 170 CV? Un motor que tuvo un recorrido comercial relativamente corto.

Por cierto, las cifras de cilindrada, válvulas y potencia de este motor parecen calcadas a las del cinco cilindros del Volvo 850; pero en éste el motor iba colocado de forma transversal, mientras que en el Vigor, por supuesto un tracción delantera, iba longitudinal y bastante retrasado (al contrario que lo que solía hacer Audi con sus in-line five). ¿Por qué?

Honda Ascot Innova

honda-ascot-innova-03

Pero este ejemplo es aún mejor (peor) acerca de lo sobrados que se notaban los ingenieros. ¿Qué tenemos el Accord como berlina media para el mercado japonés? Eso no es suficiente. ¿Y el Vigor? Está muy bien, pero quizás nos quedamos corto en nuestra oferta. Bueno, también tenemos el Ascot. Uy, ese es muy clásico, está pensado para compradores conservadores. Pues nada, vamos a vender en Japón el Accord europeo, el que se fabrica en Gran Bretaña desde 1993, primo hermano del Rover 600. Peeeero no es suficiente: a los japos pijillos les encantan las berlinas con carrocería “hardtop” (un “pillarless”, sin marcos en las ventanillas), se consideran como más prestigiosas. ¿Y si hacemos una variante del Accord europeo con dicha carrocería hardtop? ¿Qué tenemos que repensar toda la carrocería y bastidor para compensar la pérdida de rigidez sin pilar central? ¿Qué eso cuesta mucho dinero? ¡Pues aquí está “er taco”!

Hay quien dice que en los “años mágicos” Honda se orientaba más por los ingenieros que por los expertos de marketing. Que la marca hacía los coches que querían los técnicos, en lugar de lo que demandaba la gente. ¿Y qué más da? si el público los compraba igual…bueno, quizás saltarte el boom de los monovolúmenes y los SUV no fuera una idea brillante, pero eso ya sería un problema unos años más tarde.

ludacris

El Legend de Ludacris. Un hombre de impecable gusto. Acura lo ha restaurado recientemente

Más bonus track:

Este anuncio simboliza todo lo que hay de malo en Honda ahora.

Anuncios

4 pensamientos en “MODERN LIFE IS RUBBISH: HONDA

  1. Daniel

    Qué puedo decir. Que cada día hecho más en falta los años 90.

    Y que vayamos pensando en el coche a pilas que más nos gusta. Adaptación o nos aficionamos de verdad al Scalextric y pasamos de todo esto, algo de pasta ahorraremos.

    Y que me gustan mucho tooodos los Honda de esta entrada salvo el Ascot ese y el CR-V botijo.

    Me gusta

    Responder
    1. b234r Autor de la entrada

      Pues sí, somos muchos los que echamos en falta esos años.

      Tienes razón, estoy harto de decirle a mis amigos “señores, aprovechen mientras puedan porque en unos años esto de los coches estará acabado”. Nos meteremos en cápsulas de transporte donde no tendremos que conducir, aunque eso sí, podremos mandar todos los tweets que nos dé la gana mientras el chisme ese nos lleva a donde sea.

      Creo que entonces me pasará a las motos, si mi cuerpo aguanta, y si no las prohíben, claro.

      Un saludo Daniel.

      Me gusta

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s